El hexágono de invierno

El invierno, una estación marcada por el frío, pero astronómicamente marcada por una figura en el cielo como es la constelación de Orión, el cazador. Sus estrellas brillantes realzan su figura durante toda la estación, donde Betelgeuse, una supergigante roja, marca el hombro derecho y Rigel, una gigante azul, la pierna izquierda, sin olvidarnos del cinturón, una hilera de tres estrellas brillantes gigantes llamadas Alnitak, Alnilam y Mintaka. Debajo de ellas nos podemos encontrar con la ‘Espada’, un complejo formado por otra cadena de estrellas y la gran nebulosa que le da su nombre la constelación de Orión.

Orión el Cazador

Estoy seguro que con esta breve descripción ya sabes localizar este asterismo con forma de ‘reloj de arena’. Esta constelación nos va a guiar en el cielo para encontrar el ‘Hexágono de Invierno’, una figura que engloba las constelaciones que tiene alrededor: El Can Mayor, el Can Menor, Géminis, Auriga y Tauro.

El hexágono de invierno
El hexágono de invierno
Comenzamos nuestra aventura identificando a SIRIO, la estrella principal de la constelación del Can Mayor. Es la estrella más brillante de todo el cielo nocturno y además, es la segunda estrella más cercana a nosotros, después de próxima de Centauro. La podemos identificar fácilmente después de que salga Orión brillando como un lucero a la izquierda de la constelación.
Seguimos con PROCYON, la estrella principal de la constelación del Can Menor, también muy fácil de identificar, a la izquierda de la gigante Betelgeuse y arriba de Sirio.
En la parte alta, entre el Can Menor y Orión, nos encontramos con la constelación de Géminis, marcada por las estrellas POLLUX y CASTOR.
A la derecha de Géminis, nos encontramos con la constelación de Auriga, El Cochero, marcada por su estrella supergigante roja llamada CAPELLA.
Y a la derecha, entre Auriga y Orión, tenemos la constelación de Tauro, marcada por otra gigante roja llamada ALDEBARÁN.
Si hacemos una línea imaginaria que parta desde RIGEL (Orión) y la unimos con Sirio,  Procyon, Pollux/Castor, Capella y Aldebarán, formaremos la figura del ‘Hexágono de invierno’.
En el interior de este asterismo, nos podemos encontrar con multitud de objetos muy interesantes de observar con prismáticos y con telescopio, pero esto lo dejamos para otra entrada.
Nebulosa de Orión
Nebulosa de Orión
Tags:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.